¿Qué quieres ser de mayor?

EL BOREOUT, UN SÍNDROME LABORAL

La situación económica en la que nos encontramos actualmente esta favoreciendo los puestos de trabajo «por necesidad» y desfavoreciendo los puestos de trabajo «por vocación». Lo cuál no unicamente radica en unos profesionales mucho menos entregados y profesionales, sino además, en muchos casos, frustrados y aburridos: afectados de BOREOUT.

Hubo una época en la que se podía elegir «lo que querías hacer de mayor». Y todo el sueño comenzaba al finalizar la escuela. Con la elección de la carrera universitaria, etc.

Hoy en día, toca agradecer tener un trabajo. Sea de lo que sea; aunque te aburra profundamente. Si tienes trabajo, debes considerarte «afortunado». ¿Difícil tarea sentirse afortunado de ir a un lugar que te aburre profundamente 8h al día 5 o 7 días a la semana?

Éste hecho ha llevado a que el ser humano desarrolle un nuevo síndrome laboral conocido como BOREOUT. Un síndrome que aparece cuando el trabajador se siente infravalorado al no realizar tareas acorde a sus capacidades, y aburrido hasta tal punto que ir al trabajo le generea un malestar profundo que afecta a su bienestar psicológico y rendimiento laboral.

Frente a esta situación las empresas intentan buscar técnicas de motivación, promoción y formación. Si en vuestra empresa existe alguna actividad de estas, APROVECHADLAS. Pues el conocido BURNOUT junto con el BURN OUT son los dos síndromes derivados del trabajo más frecuentes en nuestra sociedad. Ambos difíciles de superar, requiriendo a menudo una baja laboral, la cual no es posible en todas las familias.

Yo soy de las que «prefiere prevenir que curar»; por esta razón, ante la amenaza del BOREOUT os propongo lo siguiente:

  1. Como hoy en día es de agradecer tener un trabajo: agradecedlo cada mañana. Este «mindset» te ayudará a vivir la experiencia con más positivismo (importantísimo para el equilibrio emocional).
  2. Si en el trabajo no encuentras retos interesantes ni motivación: búscalos fuera del trabajo. Participa en comunidades que traten temas de tu interés, sigue formándote y marcate unos objetivos personales. Todo ello te aportará un plus de energía para seguir adelante sintiéndote útil.
  3. Si te es posible cambiar de trabajo: CAMBIA DE TRABAJO. A veces nos anclamos en un lugar de trabajo porque creemos que «cambiar de trabajo va a ser peor». Una idea totalmente natural, ya que lo desconocido siempre da miedo. Sin embargo, el Boreout, hasta que no se padece, también sigue siendo algo desconocido. Y en este caso os lo digo ya: el boreout es cosa mala. Un nuevo puesto de trabajo sin embargo, siempre comienza como una «oportunidad«, que inicialmente tiene una connotación positiva: es algo conveniente.

Fuentes: Friendly Business (nuevas ideas para nuevos tiempos)