En este momento estás viendo Toda una vida juntos da para tener momentos sin tu pareja

¿CÓMO NO MORIR DE AMOR?

¿Os ha pasado que al acabarse una relación, pareciera que se nos acabara el mundo? Si sí, esta sensación es la consecuencia de lo que los especialistas llamamos una relación demasiado «fusional».

En una relación fusional no existen los dos individuos que forman la pareja. O bien los dos desaparecieron para dar lugar a un ser «nuevo» o uno de los dos se anula y queda a mercé del otro. En cualquier caso, la separación es desastrosa, pues al desaparecer el «yo» (como identidad individual), la separación conlleva un sentimiento de desorientación, vacío o descomposición.

LA SOLUCIÓN para no morir de amor, es que el amor que existe dentro de una pareja logre encontrar un equilibrio entre el «yo» (amor propio de cada individuo) y el «nosotros» (amor hacia la otra persona).

Pareciera irónico, pero cuanto más cuidemos de nosotros mismos, más probabilidades tendremos de que la relación no «se pierda». Muchas veces, las relaciones fusionales se acaban debido a que esas personas que habían al inicio de la relación «desaparecen», y con ellas, todas las bellezas que veían el uno en el otro.

ALGUNOS CONSEJOS A RECORDAR:

1. Si una persona TE quiere: quiere que sigas siendo TÚ (con tus costumbres, tus amig@s, tus actividades personales, etc.). Si dejas de ser TÚ, es fácil que deje de existir esa atracción hacia TÍ.

2. Las relaciones equilibradas se constituyen de una secuencia de conseciones (por parte de uno y del otro)

» Esta relacion me ha cambiado la vida» ; SI, pero la del otro debe cambiar también.

3. TODA UNA VIDA JUNTOS, da para tener momentos SIN la otra persona. Momentos en los que nos llenamos con el amor y atenciones de otras personas (amigos, failiares, colegas de trabajo, etc.). Pues si esperamos que todo el amor que necesitamos provenga de una única persona, lo más probable es que lo «agotemos» y no podamos «acabar la vida juntos».